Envío gratis en tu Compra
Devolución 30 días
Garantía Dos años
946 57 57 06
9:00 - 14:30 | 16:00 - 19:30
0

Aspectos básicos para elegir una buena silla de oficina

Aspectos básicos para elegir una buena silla de oficina

 

Cuando nos seleccionan para un puesto de trabajo y nos indican nuestro sitio, lo primero que notamos es la necesidad de ver nuestra silla. Poseer una silla de oficina es como marcar el territorio en el que pretenderemos estar durante mucho tiempo.

Esta situación no es que sea muy común hoy, por eso hoy tiene mucho más sentido. Que importante son las sillas de oficina, no sólo por el simbolismo que incluyen su presencia en las oficinas, también por la comodidad que nos pueden ofrecer para desarrollar de manera satisfactoria nuestro trabajo.

¿Qué tipo de silla tienes?

Puedes trabajar horas si tienes que hacerlo, incluso algunas veces ni tienes tiempo de salir a comer, pero dependerá del tipo de silla que tengas que acabes con un dolor terrible en la espalda o que vayas cansado a casa pero que se solucione con un largo sueño.

Para proteger la región lumbar es necesario que las sillas de oficina sean ergonómicas. ¿Qué quiere decir esta palabra tan de moda actualmente? Quiere decir que la silla debe cumplir una serie de requisitos dirigidos a cuidar la espalda. En este sentido, el respaldar de la silla debe ser flexible y adaptarse a la espalda de la persona que lo ocupe. Que se ajuste a sus necesidades, a su inclinación.

¿Cómo es una buena silla de oficina?

Por eso a la hora de adquirir tu silla para la oficina debes tener en cuenta de que es muy importante que sea ergonómica, permitiendo que sea ajustable, tenga un buen apoyo lumbar, que el respaldar sea lo suficientemente alto como para dar reposo a la espalda y al cuello, que tenga un asiento suficientemente ancho, es preferible elegir una silla con reposabrazos para poder evitar la recarga muscular, y selecciona aquella que sea giratoria.

La anchura o profundidad del asiento es importante porque te da la distancia necesaria a la mesa y por tanto al ordenador que estés utilizando en ese momento.

En cuanto al apoyo lumbar, se prestará mayor atención al apoyo en la zona baja de la espalda porque es ahí donde comienzan los problemas lumbares, en este sentido si se apoya correctamente no debe darte ningún problema. Una forma fácil de averiguarlo es comprobar que no te obliga a trabajar encorvado.

Las sillas ergonómicas suelen incluir respaldos anchos, es decir no te interesa tener un respaldar de silla en el que sobresalga tu espalda.

Todo esto es o debe ser regulable, básicamente porque no todo el mundo tiene la misma complexión, no todo el mundo mide lo mismo.

Es bastante útil tener en cuenta esta información a la hora de adquirir una silla de oficina, porque te ahorrará dinero y dolor. Además de conseguir hacer mucho más cómodo tu trabajo.

Elegir una silla con estas características que van dirigidas a proteger la salud de los empleados es una genial idea para los empleados como para los empresarios o los jefes. El precio suele ser algo superior que las normales, pero realmente merece la pena.

 

 

 

 
Ofisillas utiliza cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web. Si permaneces navegando por nuestra página, estás aceptando nuestra política general de cookies. También puedes obtener más información leyendo nuestra política de privacidad.
Haga click en Aceptar y continuar para aceptar las cookies y continuar navegando o haga click en Modificar su configuración para elegir si desea aceptar determinadas cookies mientras permanece en el sitio web.
Aceptar y continuar