5 trucos para escoger una silla para estudiar

Ahora que comienza el nuevo curso, qué mejor oportunidad para hacerse con una nueva silla para estudiar. Adquirir una nueva silla es una inversión a la que hay que prestar mucha atención, ya que se trata de algo que usaremos diariamente y durante mucho tiempo.

Y os preguntaréis ¿cuál es el truco para escoger la mejor? El truco está en que hay varios trucos, y en ofisillas lo sabemos muy bien. Por eso hoy vamos a comentar 5 aspectos clave en los que hay que fijarse para escoger con éxito nuestra nueva silla ¡comenzamos!

Una silla para estudiar ha de tener diseño ergonómico

Ergonómica silla para estudiar modelo ZENIT PRO

Descubre nuestras sillas ergonómicas

El moldeado de las sillas de estudio es una de las variables más importantes ya que sobre él se apyará nuestra espalda, muslos, etc. Es por ello que una silla para estudiar tiene que tener formas anatómicas, de manera que por ejemplo en el caso del respaldo su curvatura permita un total apoyo de la espalda. Este sería el caso de las sillas ergonómicas, las cuales son altamente recomendables gracias a que sientan como un guante.

¿Escoger una silla para estudiar en malla transpirable o con grueso acolchado?

Otra de las claves a la hora de elegir la silla para estudiar más adecuada es el tema del tapizado y los materiales. Realmente no hay un material que sea mejor, en nuestro caso tenemos sillas de oficina tanto en malla 100% transpirable, como en tela o piel, incluso cuero natural.

Exclusiva silla para estudiar VENUS PRO

Comprar silla ergonómica VENUS PRO

Entonces ¿por cuál material nos decantamos? La respuesta tiene que ver más con el uso que vayamos a dar a la silla. En un ambiente más caluroso y dinámico, una silla en material transpirable sería la mejor opción. Los gruesos acolchados tienen mejor cabida para uso prolongado en una posición estática, mientras que la piel es un material más fácil de limpiar.

Una silla para estudiar es mejor con soporte lumbar

Un soporte lumbar permite una óptima sujeción de la zona inferior de la espalda, un área especialmente susceptible de sufrir fatiga o lesiones. Por tanto, una silla para estudiar con soporte lumbar ajustable nos vendrá como anillo al dedo para proteger dicha zona y sentirnos frescos y aliviados aun después de usar mucho tiempo nuestra silla.

Silla para estudiar con soporte lumbar ajustable

Descubre todas nuestras sillas operativas

Os invitamos a ver algún vídeo de nuestras sillas con soporte lumbar flexible, para que podáis apreciar cómo funcionan y entender mejor su funcionamiento. Por ejemplo, en la silla ADARA podéis verlo con gran detalle.

¿Sabías que hay modelos con soporte lumbar hinchable? Sí, has leído bien, sería el caso de nuestra silla modelo AIRGUS.

Los reposabrazos tienen mucho que decir en una silla para estudiar

Los brazos de una silla son elementos que tienen muchas posiciones y regulaciones. Es habitual encontrar modelos incluso reposabrazos ajustables en 4 dimensiones (alto, ancho, profundidad y ángulo) o que sean abatibles. Sería el caso de los modelos CARINA MAX y AIRPORT respectivamente, unas de las sillas con reposabrazos más interesantes.

Descubre los ajustes de la CARINA MAX
Silla para estudiar con reposabrazos abatibles

Lo cierto es que a la hora de estudiar, la mesa y la silla tienen que combinar en armonía en lo que respecta a su ajuste y la posición que adoptamos en ellas. Recordamos aquí la importancia de que los brazos y la mesa estén enrasados, de manera que nuestros brazos formen un ángulo de 90º. Por lo tanto, cuantos más ajustes mejor, y si además tienen suaves almohadillas mucho mejor.

Más detalles sobre la silla AIRPORT

La importancia de regular correctamente la silla para estudiar

Instrucciones para ajustar silla para estudiar

Ya os hablábamos en su día de cómo ajustar correctamente una silla de oficina. A la hora de una silla para estudiar la correcta regulación de la silla adquiere una importancia mayor si cabe, ya que la postura que se adopta es más estática si la comparamos con la adoptada en trabajos de oficina o con el ordenador.

Las sillas para estudiar ergonómicas evitan las malas posturas

Está claro es que si utilizamos una silla para estudiar vamos a pasar muchas horas sentadas en ella, ya sea para simplemente hacer los deberes o estudiar una oposición. Las sillas ergonómicas para estudiar hacen que sean totalmente recomendables en estos casos porque los nocivos efectos de una postura incorrecta se potencian como consecuencia de la exposición prolongada. De hecho, lo que verdaderamente hace que una postura inadecuada pueda desembocar en una lesión es la intensidad y tiempo.

La mejor silla para estudiar es sin duda la que recoge el cuerpo como un guante y además de favorecer una buena higiene postural, dificulta precisamente que adoptemos una posición forzada e insana.

Las sillas ergonómicas para ordenador en el largo plazo

Las mejores sillas de escritorio son aquellas que resultan paradójicamente las más firmes y duras. Esto puede resultar paradójico en un principio, ya que la mayoría de gente prefiere los gruesos y mullidos acolchados.

Por ello las ergonómicas son las sillas de oficina buenas para la espalda, ya que es precisamente su firmeza la que asegura la mejor posición en todo momento. Un modelo demasiado blanco hace que la postura varíe con mayor facilidad, ya que el relleno se deforma más y podemos alterar la posición sin darnos cuenta.

Si hablamos de sillas para estudiantes, esto que estamos comentando se convierte en algo aún más crítico. Proteger la espalda resulta algo sumamente importante y prueba de ello es tener en cuenta que las sillas utilizadas en los colegios son firmes, generalmente incluso de madera o materiales duros.

Aquí todas nuestras sillas de ordenador

Las mejores sillas para estudiar en ofisillas

Si estáis pensando en haceros con sillas para estudiar muchas horas, no podéis dejar de echar un vistazo a la selección que os ofrecemos en Ofisillas. Los últimos modelos ofrecen máxima comodidad y muchos ajustes con modernos y sofisticados diseños. El modelo SOHO por ejemplo tiene reposabrazos abatibles en un clic, algo realmente práctico para que no estorben. Por su parte esta nueva silla DUNA tiene un especial sistema de reclinación en el que hasta los brazos se desplazan ¡alucinante!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*