7 consejos para decorar un despacho pequeño

Decorar un despacho pequeño puede presentar un reto debido a la limitación de espacio. No obstante, precisamente el mayor desafío y la necesidad de aprovechas hasta el último hueco disponible hace que la labor sea muy interesante.

Si anteriormente hablábamos de ejemplos e ideas para despachos modernos, en esta ocasión vamos a aconsejar para decorar un despacho pequeño en casa. Como siempre, a la hora de hablar de decoración en un ámbito más profesional, nuestro rendimiento y bienestar están en juego. Ahora además que estamos de lleno en verano, este refrescante artículo nos da las claves para trabajar desde casa en verano sin perder productividad.

Vamos a mostraros ideas prácticas para maximizar la sensación de espacio, algo fundamental en despachos pequeños. Al igual que si en una revista de decoración se tratase, seguro que los ejemplos y propuestas que lanzamos sirven de ayuda ¿os lo vais a perder?

Las mejores sillas de oficina para tu despacho

1. Decorar un despacho pequeño empezando por la pintura

La pintura es la base de la decoración en cualquier estancia. Actúa como columna vertebral y que tendremos que tener siempre presente a la hora de elegir el mobiliario y que combine bien. El resto de accesorios y elementos decorativos también han de contrastar con los tonos de las paredes para añadir un guiño de estilo.

 

Decorar despacho pequeño con pintura gris

 

Al margen del apartado estético, el color de las paredes determina aspectos como la sensación de espacio, luminosidad y tiene un efecto en nuestro estado de ánimo. A la hora de decorar un despacho pequeño sin duda aconsejamos optar por tonos neutros y muy claros, acercándose mucho al blanco. De hecho, los tonos en gris piedra son muy populares por su sobriedad y la facilidad con la que crear un contraste pintando las paredes más pequeñas dos o tres tonos más oscuros.

2. Decorar nuestro pequeño despacho e iluminarlo bien

La decoración de un despacho pequeño presenta un hándicap en lo que respecta a la iluminación. Si bien puede parecer que sólo necesitamos una lámpara para el techo, lo cierto es que las necesidades lumínicas pueden ir bastante más allá.

 

Decorar un despacho pequeño con buena iluminación

 

La iluminación LED ha evolucionado mucho durante los últimos años. En el mercado tenemos muchas opciones con las que conseguir efectos que nunca antes hubiéramos pensado. Iluminar la parte superior de un armario con una tira led o hacer uso de ellas en mesas de ordenador es algo cada vez más habitual. Por si fuera poco, este tipo de tecnología ayuda a ahorrar energía y también desprende menos calor, ideal para que no se acumule.

3. Decorar un despacho pequeño aprovechando todos los huecos disponibles

El tercer consejo que os podemos dar es aprovechar al máximo cada hueco que tengamos en la zona que habilitaremos como despacho. Un techo con caída, una doble altura, e incluso ángulos imposibles pueden ser oportunidades fuentes de inspiración e ideas para decorar un despacho pequeño.

 

Decorar despacho pequeño aprovechando el espacio

 

Disposiciones verticales y horizontales ocupando una pared entera, mesas a medida en forma de L vistiendo una buena superficie o baldas con agudos ángulos serán nuestros aliados para sacarle todo el jugo a la estancia.

4. Decoración textil de un despacho pequeño

A pesar de montar una zona a la que nos dedicaremos a realizar actividades profesionales, también hay que tener en cuenta que un despacho pequeño forma parte de nuestro hogar.

 

Decorar despacho pequeño con tapizados

 

Por lo tanto no debemos descuidar tampoco los elementos textiles, ya sean en forma de alfombras, cortinas, cojines, y demás elementos tapizados. Nos aportarán mucha calidez, algo muy a tener en cuenta a la hora de decorar un despacho pequeño y compensar la falta de espacio con sensaciones positivas y acogedoras.

5. Un despacho pequeño no tiene por qué renunciar a determinadas cosas

Hay que tener presente que decorar un despacho pequeño en casa no implica renunciar al lujo y sofisticación que suele reinar en los grandes despachos. Simplemente hay que seguir con el siguiente consejo: buscar un poco más y conseguir productos equivalentes pero adecuados a las limitaciones de espacio.

Sin ir más lejos, en ofisillas tenemos versiones más compactas de sillones de oficina (las podréis identificar porque al nombre del modelo le acompaña el número 10) Por lo tanto unos buenos productos equivalentes pueden ofrecernos la funcionalidad necesaria para el día a día ahorrando centímetro a centímetro cuadrado.

Descubre la mesa de ordenador más apropiada para tu oficina

6. Decoración de despachos que favorece la inspiración

Plasmar nuestras ideas y organizar todas las actividades a realizar es algo muy importante cuando trabajamos. Podemos aprovechar y decorar un despacho pequeño en casa introduciendo elementos como una pizarra o corcho. Estos elementos nos ayudarán a que no se nos escape nada y a planificar el día a día, al tiempo que los podemos integrarlos de manera natural debido a su carácter creativo e inspiracional.

 

Decorar despacho pequeño con pizarras y corcho

 

Eso sí, recomendamos que sus dimensiones no sean muy grandes, ya que los posibles post-it o notas que dejemos colocados seguro que empiezan a sobresalir a medida que se nos van ocurriendo cosas!

7. Plantas, también en decoración de despachos pequeños

Como último consejo, pero no menos relevante es apostar por las plantas. Estos elementos tienen mucha cabida en la decoración de un despacho pequeño debido a la tendencia minimalista floral existente. ¿Os habéis fijado la cantidad de plantas y macetas pequeñas que hay disponible en superficies y tiendas de decoración? Es el resultado de reducir a la máxima expresión la esencia vegetal de estos elementos pero potenciando los tonos verdes y frescos.

 

Decorar despacho pequeño introduciendo plantas

 

Como siempre, en nuestro análisis vamos un paso más allá de la mera decoración, y es que son evidentes los beneficios de decorar con las plantas. Sin ir más lejos, el mero hecho de verlas y tenerlas delante aumenta nuestro bienestar gracias a las sensaciones de vitalidad y naturaleza que transmiten.

Cuanto más predominen los tonos verdes mejor, no tienen por qué ser demasiado coloridas o florales. El verde en sí es un color que transmite serenidad y armonía, por lo que hasta puede serviros también como propuesta para pintar las paredes en un verde menta o pastel, tal y como apuntábamos al principio.

La mejor selección de mobiliario de oficina

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*