5 consejos para NO convertirse en una oficina precaria

No hay nada que transmita pero imagen que una oficina precaria. Al igual que con el producto o servicio que presta una empresa, nunca hay que dejar de prestar atención al espacio físico donde se desarrolla la actividad de la misma.

Ya no sólo es una cuestión interna relacionada con los empleados, sino que de cara al exterior, una oficina descuidada puede actuar a modo de inhibidor de potenciales clientes e incluso socios.

Antes y después de una oficina precaria

Por eso, en esta ocasión vamos a daros unos consejos para tener a punto la oficina y evitar que sea un lugar descuidado y transmita malas sensaciones. No os asustéis, no estamos hablando de realizar obras o una transformación total, sino de actualizar el mobiliario de oficina e ir dando pinceladas de actualidad y frescura ¡comenzamos!

Sillas de mala calidad e incómodas, primer síntoma de oficina precaria

Las sillas de oficina son una de las primeras cosas en las que debemos de fijarnos si no queremos que los trabajadores sufran lesiones o estén incómodos, algo que incidirá negativamente en su desempeño y motivación.

Estamos hablando de elementos que suelen tener una presencia notoria en oficina y que además suelen sufrir las consecuencias de un acusado desgaste. Seguro que si pensáis en una oficina precaria os viene a la mente la típica imagen de un pequeño despacho de un taller en el que reina el desastre y que tiene una silla destartalada… ¿Solución? Apostar por sillas ergonómicas de calidad.

Mesas nuevas y ordenadas, es la solución

Otra de las cosas que podemos hacer para evitar que reine el caos y transmitir una imagen de oficina precaria es prestar atención a las mesas de ordenador. En este caso hablamos ya de palabras mayores ya que está comprobado que una mesa despejada y en la que reina el orden mejora la productividad. Si queréis profundizar un poco más no os podéis perder nuestra interesante entrada cómo organizar un escritorio: aumenta la productividad.

mesa para evitar el desorden en una oficina precaria

Y es que una oficina precaria no sólo lo es por su estética decadente y desaliñada, también lo resulta por su pobre rendimiento. Mesas nuevas, amplias y en las que prescindamos de los elementos innecesarios son el complemento perfecto a una buena silla ¡seguro que los trabajadores lo agradecen!

Orden, la solución a una oficina precaria

No hay nada más característico de una oficina precaria que el desorden. El caos y la falta de limpieza inciden muy negativamente en la sensación que transmite una estancia en general, y más aún en un área que ha de transmitir profesionalidad y rigor. Sacarle el máximo partido a los archivadores puede ser nuestra salvación, además de ahorrarnos mucho tiempo.

Pinceladas de diseño ayudan a evitar una oficina precaria

Introducir elementos de diseño, como cuadros de oficina, es otro de los consejos que os podemos dar para actualizar un espacio de trabajo. Son elementos que dan mucha vida e introducen un toque de color que puede marcar un antes y un después.

Cuadro para dar color en una oficina precaria

Apostar por biombos en la oficina puede resultar muy interesante también. Además de para diferenciar o separar estancias, estos objetos aportan calidez, como si de un hogar se tratase, algo que seguro viene muy bien para evitar la sensación de descuido que queremos evitar.

Sillones de diseño, elemento imprescindible de oficina moderna

Siguiendo con nuestros consejos, bonito los sillones de diseño puede ser el arma definitiva para acabar con una oficina poco atractiva. Son ideales para ubicar en un rincón, sala de espera, sala de reuniones, etc. tanto por su elegante diseño, como por su gran comodidad.

Sillón para ayudar evitar una oficina precaria

Las estructuras cromadas son también tendencia en decoración, por lo que las bases y estructuras en brillante metal de este tipo de sillones seguro que hacen que tu espacio de trabajo empiece a brillar como merece y no tenga aspecto de oficina precaria.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*